Derechos humanos |

Noticias

Derechos humanos

La “purga” gay: lo que sucede en Egipto, Rusia y Tanzania

Campos de concentración, invasión a viviendas, arrestos masivos, exámenes anales forzados, entre otras aberraciones, son algunas de las medidas severas que se están tomando en contra personas LGBT alrededor del mundo. Así lo aseguró el experto independiente de la ONU contra la violencia y discriminación basada en orientación sexual a identidad de género, Vitit Muntarbhorn, el pasado viernes 27 de octubre.

Y es que la violencia contra lesbianas, gays, bisexuales y trans se ha recrudecido en algunas partes del mundo debido a políticas emergentes que buscan penalizar el amor entre parejas del mismo sexo o la expresión de la identidad de una persona. Aquí, algunos de los ejemplos:

Campos de concentración de hombres gays en Rusia

Monitores de derechos humanos en Rusia han advertido que existe una persecución en contra de hombres gay en la región autónoma de Chechenia, en donde se ha reportado que docenas de estas personas han sido asesinadas por las autoridades, mientras que otras han sido obligadas a huir.

 

cronista

Imagen tomada de elcronista.com

Aunque estos campos de concentración no eran un secreto, no obstante, no se podía confirmar su veracidad. El pasado miércoles 18 de octubre, Maxim Lapunov, un hombre gay que estuvo en uno de estos centros, se atrevió a hablar a pesar de las amenazas de muerte de las que fue objeto.

Según contó Lapunov al medio ‘Nóvaya Gazeta’, él fue detenido en  un centro comercial en  Grozni -capital de Chechenia- el 16 de marzo de 2017 y estuvo durante dos semanas en uno de los centros de reclusión. Según relata, fue acusado por autoridades chechenas de seducir a jóvenes de ese estado autónomo y también fue obligado a señalar a otros hombres con los que mantenía relaciones sexuales.

Durante el tiempo que estuvo encerrado, Maxim veía como llevaban continuamente a otros hombres gay o sospechosos de serlo, con el fin de que aceptaran que tenían una orientación sexual diversa. Es así que, después de dos semanas en las que sufrió vejámenes y atentados contra su dignidad, salió del centro de la reclusión bajo la condición de que se tenía que ir de Chechenia, además de no poder contar lo que había sufrido, pues estaría comprometiendo su vida y la de sus familiares.

A pesar de las pruebas que existen y las docenas de testimonios que han llegado a organizaciones de derechos humanos a nivel internacional, las autoridades chechenas han negado que exista una persecución contra personas LGBT.

La bandera gay de la discordia en Egipto

El asomo de una bandera arcoíris- que en varias partes del mundo es conocida como insignia LGBT- durante un concierto de rock el pasado 22 de septiembre en Egipto, causó una ola de medidas severas y represión contra personas que “promuevan la desviación sexual”,  como lo asegura el medio de comunicación español, El Mundo. 

 

elmundo.es

Imagen tomada de elmundo.es

Después de este “incidente”, se arrestó a siete personas que fueron grabadas en un video ondeando la bandera “gay”. La razón de su detención fue simple: “promover la desviación sexual”.  Días después de estos arrestos masivos, al menos seis hombres más fueron arrestados en plena calle por el mismo motivo. Estos últimos fueron sometidos a un examen anal, una práctica condenada por la ONU, en la que se determina si ha existido relaciones sexuales anales. A la par de estos arrestos, también se ha prohibido hacer cualquier mención a contenido relacionado con personas LGBT.

Pero no solo estar al aire libre y expresar la identidad es motivo de arresto: un joven de 19 años, según el mundo.es, fue arrestado a través de una aplicación móvil de citas en las cercanías de las pirámides de Giza, siendo condenado a seis años de prisión y una multa por libertinaje.

La detención a defensoras/es de derechos humanos en Tanzania

El 17 de octubre 2017, 13 personas fueron detenidas durante una cumbre en donde se encontraban abogados y expertos en asuntos legales que trabajaban en una propuesta para contrarrestar una política anti LGBT del gobierno de Tanzania. Estas personas fueron, además, obligadas a mostrar los avances que se estaban dando durante la reunión.  Según la policía de este país africano, estos defensores de derechos humanos fueron detenidos por “promover la homosexualidad”, un hecho que, señalan, es considerado un delito en el Código Penal Local.

Tres días después de estos arrestos masivos, las 13 personas fueron liberadas, aunque fueron avisadas de un proceso investigativo que se está llevando en su contra.

Lo que dice la ONU

Ante estos casos de violaciones a los derechos de personas LGBT , el experto SOGI (acrónimo para orientación sexual e identidad de género en inglés) de la Onu, hizo un llamado para que todas la leyes que criminalizan las relaciones entre parejas del mismo sexo sean removidas de los estatutos legales de cada país, así como terminar las leyes que son usadas para consolidar el poder y suprimir a los disidentes.