secuestro Derechos humanos

La “purga” gay: lo que sucede en Egipto, Rusia y Tanzania