Derechos Trans |

Noticias

Derechos Trans

Ser Drag Queen en Rusia, una libertad a escondidas

Ser Drag Queen en Rusia, una libertad a escondidas

Hoy en #ViernesCultural hablaremos de un proyecto fotográfico hecho por un joven estudiante colombiano en Rusia . Lo interesante de su proyecto es que son fotografías de Drag Queens – o en algunos países conocidos como transformistas- en  Moscú, la capital rusa.

Es bien sabido que Rusia es un país que se ha caracterizado por sus prejuicios raciales y su rechazo y discriminación hacia personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas.

La ley  de “Propaganda Anti-Gay” es  una de las manifestaciones de la homofobia y transfobia en Rusia. Esta ley, según el presidente ruso,Vladimir Putin, busca proteger la moralidad pública, y sobre todo, a los niños.  Pero en el fondo, lo que hace es suprimir todo tipo de información en la publicidad relacionada con “relaciones y orientaciones sexuales no tradicionales”;es decir, relaciones homosexuales e identidades de género trans. Ese tipo de contenido es restringido para mayores de edad y material sensible; se le asemeja a la categoría de un contenido pornográfico.

Es en este contexto  es interesante ver cómo  se viven las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género. Esta fue una de las preguntas que se hizo Sebastián Jauregui, estudiante de fotografía colombiano en Rusia, al llegar a Moscú. Es por esto que se propuso hacer una galería de fotos con Drag Queens en un bar en la capital rusa.

¿ Cómo nace la idea de hacer una proyecto fotográfico de Drag Queens en Rusia?

Desde que vivo en Moscú, amigos y conocidos- me han hecho  preguntas como “¿Cómo es vivir en Rusia?” “¿Hay gente Negra en Rusia?” “¿Ha visto gays en Moscú?” “¿Los Rusos realmente son Racistas?” “¿Los Moscovitas son Homofóbicos?” “¿Es seguro vivir en Rusia siendo negro o gay?. Estas preguntas nunca dejan de aparecer en mis conversaciones por Skype o por teléfono y  de alguna forma me han generado cierto tipo de interés, especialmente como fotógrafo.

Por eso, decidí abordar el tema a través del lente de mi cámara con la creación de un proyecto que respondiera a muchas de esas preguntas que me hacen, que arrojara luz sobre la comunidad gay en Rusia, que mostrara la cara oculta de una sociedad que defiende su identidad y celebra su diversidad a pesar de las adversidades. Quise darles la oportunidad de hablar a través de fotos.

¿Cómo encontró un bar con Drag Queens cuando en Rusia hay tanta prohibición respecto a la diversidad sexual?

Después de buscar en muchos sitios y hablar con una infinidad de personas, tuve la suerte de encontrar, a través de un amigo que trabaja haciendo cine en Moscú, un grupo de Drag Queens que decidió mostrar un poco de su trabajo conmigo. En Rusia, esto es algo casi imposible de conseguir.

¿No fue difícil que un transformista, con el gran nivel de homofobia y transfobia en Rusia, diera la cara para que le tomaran una foto?
Pues sí .La cultura Drag existe, pero casi ningún ruso está dispuesto a poner la cara en una foto vestido de mujer. Por suerte, me permitieron adentrarme en este mundo para documentar el show en el que ellas, noche tras noche, en un bar del centro de la ciudad, interpretan a diferentes personajes famosos de la cultura rusa, cantantes y actrices.
¿Cómo es ese bar ? ¿Cuál es su nombre? ¿Es notoria su relación con el ambiente gay?
El bar es un sitio pequeño situado a un par de cuadras de una de las arterias principales de esta metrópolis, “Tverskaya”. A simple vista no parece un sitio gay, algo que en cierta medida es intencional debido a los múltiples casos de homofobia en este país. Al lado se encuentran otros bares que por lo general siempre están llenos, como en el centro de cualquier otra ciudad.
¿Cómo fue la experiencia de tomar las fotos en un sitio tan “oculto”?

Al entrar al sitio, nos recibió el personal de seguridad, yo iba acompañado de un par de amigos. La administración ya sabía quién era yo y me mostraron desde donde podría tomar las fotos sin interferir con el show. Me ubiqué y empecé a hacer algunas pruebas con la luz del escenario

¿Qué hacía la gente cuando lo veía con una cámara y disparando su flash? ¿Causaba miedo o sensación?

Al ver mi cámara, la gente empezó a acercarse y las preguntas no se hicieron esperar. Algunos no estaban muy felices porque sentían que de pronto iban a salir en las imágenes y muchos de ellos estaban en este sitio en secreto, quierían divertirse, pero de forma oculta.

¿Quiénes son las protagonistas de sus fotos?
 
 
 
Son las 3 drag queens encargadas del show en el bar. Por lo general, en una noche ellas hacen dos shows de 40 minutos, a veces de una hora cada uno. Por suerte, pude tomar fotos de los dos y además pude hacer una serie de fotos del backstage, algo que también fue complicado de conseguir.
¿Por qué fue complicado?
 

Porque al principio se acordó que no sería posible fotografiar a nadie en el camerino, pero después de varias conversaciones y explicaciones, una de las travestis, que de por sí resultó ser una de las más famosas en este país, accedió a ser fotografiada al día siguiente, mientras se alistaba y se maquillaba para un nuevo show.

 
¿Cómo fue ese show de Drag Queenn al que asistió?

Pasada la media noche, ellas salieron al escenario y el sitio se encendió. La gente gritaba y aplaudía mientras ellas hacían lip-sync de canciones de Ala Pugachova, una de las cantantes más famosas de este país, Gloria Gaynor, Madonna y Beyonce, entre otras cantantes. Durante el show se podía sentir como la gente se liberaba y se olvidaba de todo. En medio de música, vodka, pelucas y lentejuelas, los rusos la estaba pasando bien.

¿Hubo más de un show en la noche?

Sí. Más adelante, alrededor de las tres de la mañana, inició el segundo show. La energía y la interacción con el público se mantuvieron intactas. Entre canciones, siempre hubo un pequeño espacio para hablar con los asistentes, y es que para ellas el público lo es todo.

 
¿Por qué la comunicación es tan especial entre dragqueens y el público?
Porque entre ellos se habla “el mismo idioma”. Un idioma que por fuera de un bar como este, en las calles de un país como Rusia, muy pocos se atreven a hablar.
Tomar fotos con luces oscuras, maquillaje de mujer y de noche es un poco más fácil que tomarlas en un backstage. ¿Cómo fue la experiencia de tomarle fotos al proceso de maquillaje de estos transformistas rusos?
 
 

Después de esa primera noche, volví con mi cámara al día siguiente. Eran alrededor de las ocho de la noche. Entré al sitio, estaba vacío. Un guardia de seguridad me llevó al camerino, allí me estaban esperando dos de las tres Drags que habían estado la noche anterior. Una de ellas hablaba inglés fluido, la otra entendía muy poco. Me dijeron que solo podría tomar fotos del proceso de maquillaje. Ellas no estaban muy cómodas con ser fotografiadas mientras se vestían.

¿Cuánto tarda el proceso de maquillaje para un show de Drag-queens?

Maquillarse para un show puede tomarles de 40 minutos a una hora. Es un proceso largo en el que ellas de forma meticulosa crean la cara de su personaje.

¿Qué pasó después de esa sesión de fotos? 

Cuando terminaron de maquillarse y sus caras no guardaban parecido con las que vi al llegar al camerino, me dieron las gracias por tenerlas en cuenta y por mostrar una realidad tan complicada para Rusia. De igual forma, les agradecí por ser parte de este proyecto, en el que en total, todo el proceso de preparación y ejecución duró casi 2 meses, incluyendo la consecución de los permisos, las personas y las 2 noches en las que se tomaron las fotos.

¿Qué sensación le dejó este trabajo fotográfico?

 
Que al final pude lograr mi objetivo y siento que ellas también lograron el suyo, contar un poco de su historia a través de fotografías y mostrarle al mundo que no son invisibles, que en Rusia la comunidad gay está presente y no hay una ley o un castigo que impida que celebren y defiendan con orgullo su identidad.

Este proyecto fotográfico tiene más imágenes pero publicamos solo algunas de las imágenes. Si quiere más información,  puede contactar a Sebastián Jaureguí.

Desde Colombia Diversa le damos las gracias a Sebastián Jaureguí,  por la entrevista, por compartir su trabajo; y por su valentía y coraje, al mostrar y visibilizar  la diversidad a pesar de las adversidades.