Derechos humanos |

Noticias

Derechos humanos

¿Por qué sigue siendo polémico un beso entre dos mujeres?

Nuevamente los medios de comunicación convierten la demostración de afecto entre dos personas del mismo sexo en una noticia mundial. Así se evidenció con el beso entre Lucy Vives, hija del cantante colombiano Carlos Vives, y Lauren Jauregui, cantante del grupo norteamericano “Fifth Harmony”.

Este “escandaloso beso”, como fue catalogado por algunos periodistas, sucedió en medio de la boda de un familiar de Jauregui, quien asistió al evento acompañada de Lucy Vives.

Tras la demostración de afecto que desencadenó una ola de comentarios, negativos y positivos, en las redes sociales, y que, incluso, fue tendencia mundial en Twitter; ninguna de las dos jóvenes ha dado declaraciones. Sin embargo, algunos medios han asegurado, a raíz de la publicación de la fotografía en la que ellas se besan, que son lesbianas.

El hecho trasciende a un chisme de farándula y plantea un cuestionamiento ¿desde cuándo la orientación sexual de una persona se define por una foto o los rumores de medios de comunicación?

No es la primera vez

Este debate surge cada vez que hay acercamientos entre personajes públicos, en su mayoría personas del medio artístico como cantantes, actrices, actores, entre otros. Se vio con el rumor de la supuesta homosexualidad del cantante Maluma, al hacer una canción junto a Ricky Martín. La simple colaboración artística entre ellos dos fue razón suficiente para que, en diferentes medios de comunicación a nivel mundial, aseguraran que tenían una relación.

Lo cierto es que este tipo de hechos noticiosos, en los que dos mujeres o dos hombre se besan en eventos públicos, no son una novedad y más allá de definir la orientación sexual de las personas, han sido muestra del morbo de muchos medios de comunicación y de cómo hacer públicos actos como estos todavía sigue siendo motivo de escándalo, sólo por el hecho de tratarse de un episodio entre personas del mismo sexo.

¿Y qué pasa con las demostraciones de afecto en espacios públicos?

“Está bien que sean gays. Pero que no lo hagan en público, para eso hay un espacio privado”, esta es una de las expresiones más comunes de personas heterosexuales que critican las manifestaciones de afecto públicas entre parejas del mismo sexo.

La satanización de una muestra de afecto, por el hecho de darse entre una pareja de mujeres u hombres, es una constante en nuestro país y cuando hablamos de un contexto distinto al de la farándula, vemos una realidad mucho peor.

Son comunes los casos de parejas de hombres y/o mujeres que son expulsadas de centros comerciales por el simple hecho de besarse ( ver noticia aquí), no solo eso, muchas veces son agredidas verbal o físicamente.

Que aún se registren casos como estos es reflejo de la poca tolerancia que tienen las personas heterosexuales frente a las demostraciones de afecto de lesbianas, gays, bisexuales y trans con sus parejas.

Campañas como la realizada este año en la ciudad de Medellín hacen eco de esto. #NecesitamosMásBesos, nombre que recibió la iniciativa, ubicaba a dos actores en la mitad de una plaza pública, allí se les pedía a estos que se dieran besos y se abrazaran.

¿Cuál era la reacción de las personas al ver estas demostraciones de afecto? La respuesta de los transeúntes eran miradas y actos despectivos, algunos miraron de arriba abajo a los dos actores y otras personas se acercaron a regañarles o decirles que estaban actuando mal. Pero la reacción que más impactó fue la de dos policías que empujaron a los jóvenes y posteriormente, les pidieron que se retiraran del espacio público.

Este es tan solo fue uno de los muchos experimentos que pretenden medir el nivel de aceptación de las personas heterosexuales a las demostraciones de afecto de personas LGBT.

¿Esto solo pasa en Colombia?

Lamentablemente, ver a dos mujeres o a dos hombres besarse también causa rechazo en otros países en el mundo. De hecho, en Estados Unidos, un estudio de la American Sociological Review, reportó que la mayoría de americanos apoyan derechos de parejas del mismo sexo, pero no pueden tolerar las demostraciones de afecto en público. Los datos documentaron que entre personas heterosexuales, solo un 55% aprueban que dos hombres se besen en público.

Aunque este estudio fue realizado en Estados Unidos, los resultados no distan mucho de la realidad de nuestro país. Para Nicolás Giraldo, abogado constitucionalista de Colombia Diversa: “A pesar de que existen varias sentencias de la Corte Constitucional que han apuntado a que las demostraciones de afecto de parejas del mismo sexo no tienen nada de malo, aún siguen existiendo problemas en la práctica, se siguen presentando casos de rechazo” y los besos, abrazos o caricias entre dos hombres y dos mujeres sigue siendo considerado un tabú.

Así las cosas, el llamado es a que un beso entre dos mujeres o dos hombres no debe ser visto como “Polémica” o como un “escándalo”. El día en que una pareja del mismo sexo pueda demostrar su afecto en público sin causar impacto, será un día de victoria para personas LGBT. Lesbianas, gays, bisexuales y trans existen y están en nuestra sociedad y no pueden ser noticia únicamente por ser el centro de violencia u homofobia.