Educación |

Casos

Educación

Absalon Mosquera

Absalón Segundo Mosquera* es una persona trans de 24 años, nacida en el Bajo Baudó, en Chocó. Es huérfana de ambos padres y fue criada por su hermana.

Antecedentes del caso de discriminación 

 Absalón estudió en una institución universitaria en Medellín desde el 2008 hasta el primer semestre de 2011. La razón por la que se retiró de la universidad fue porque no tenía los recursos económicos suficientes para costear la matrícula.
En 2012, él quiso volver a estudiar en esta institución pero le fue negado el reintegro porque , según la universidad, no había cupo para estudiar dicho semestre.  Pero para este joven esta era una excusa pues asegura que era discriminado por su identidad de género y por ser una persona afro. Es por esto que  presentó una tutela contra la institución por las razones anteriormente expuestas.
Algunos meses después, el Juzgado Diecinueve Civil Municipal de Medellín juzgó a su favor  y la institución universitaria debió reintegrarle en el segundo semestre del 2012.Sin embargo, a pesar de su reintegro y que una acción de tutela protegiera sus derechos, los docentes, directivos y estudiantes  de esta institución le seguían discriminando por ser una persona trans.

Esta discriminación se presentó de varias formas:

  •  La Directora de Medicina Interna de la Corporación Universitaria le decía que  “no podía ir con lentes de contacto a la institución educativa y que, como era un ‘hombre’, me tenía que comportar de forma masculina”.
  • Otro profesor le dijo a Absalón que no podía “ir a la universidad ni con el plumerío, ni con lentes de contacto, ni vestido así”.
  •  El Decano, Arcadio Maya Elejalde, evitaba que  Abasalon hiciera manifestaciones de su expresión de género pues  le” decía que  no diera papaya porque me sacaba de la universidad, diciéndome que no podía utilizar mis lentes de contactos, ni hacerme ningún tipo de corte de cabello”, según relata Absalón.
  • Absalón también fue victima de matoneo en redes sociales pues algunas fotos de ella vestida de mujer fueron publicadas en un grupo de “Confesiones” en Facebook.  Las imágenes iban acompañadas de un texto que decía “por eso no sacaba notas el hijue***, por estarse pintoreteando en vez de estudiar!!!”.
  • Absalon era vícitma de  comentarios como “mariquita, deje eso” o “que se vaya la mariquita si no puede con la carrera”.
  • También se presentó una instigación contra ella  en el sistema de notas en algunos de sus cursos. Ella asegura que perdió una de sus materias porque había modificación en las notas de algunos exámenes que él había presentado.  De hecho, por este cambio intempestivo en algunas de sus materia , no pudo registrarse para el semestre 2013-2 .

Después de presentar acciones en varias instancias y que su derechos fundamentales no fueran protegidos, la Corte Constitucional decidió tomar el caso de Absalón para revisión. Durante este proceso, Colombia Diversa y Hombres en Des-orden realizaron una intervención en la cual señalaron la exclusión de la que son víctimas las personas trans desde los 13 hasta los 17 años en su hogar y  los desafíos que presentan las personas trans al momento de ingresar a la educación superior.

Así mismo, se aseguró que “(l)a Corporación Universitaria Remington impuso barreras en la adaptabilidad de Absalón, mediante la apertura de investigaciones disciplinarias irregulares y el registro de calificaciones arbitrarias. Estas actuaciones se realizaron sin observancia del debido proceso y constituyen prácticas de acoso que desconocen abiertamente las obligaciones estatales en materia educativa sobre accesibilidad y adaptabilidad”.

Decisión de la Corte

Frente al estudio del caso de Absalón y las diferentes intervenciones de organizaciones civiles y  organizaciones del Estado, la Corte Constitucional ordenó a la institución universitaria :

  • Pedirle disculpas a Absalón por todos los comentarios y acciones ofensivas contra él por su orientación sexual y por ser una persona afro.
  • Añadir un cupo para que Absalón se reintegrara a la Corporación Universitaria en el semestre en el que tuvo que abandonar sus estudios por el episodio de discrminación vivido.

.

  •  No  interferir con el desarrollo y expresión de género de Absalón. El estudiante es libre de escoger sus accesorios y forma de vestir según él lo sienta y la institución universitaria no puede interferir con esto.
  •  Diseñar un plan para adaptar el servicio de educación que provee a sus estudiantes pertenecientes a grupos étnicos y minorías sexuales.

Al ministerio de Educación le ordenó que diseñara un”Lineamiento de Política de Educación Superior Inclusiva”, en donde incluyera casos de atención a personas que sufrieran casos de discriminación basados en la raza , la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género.